Receta de hamburguesa vegana de quinoa y garbanzos

Tiempo

40 min

Raciones

4 raciones

Esta receta de hamburguesa vegana es una alternativa cuanto más interesante para personas que no comen carne por su alto contenido en proteína. Desde luego es un alimento contundente y no tan grasiento como las que solemos comer cuando vamos a un restaurante.

Nosotros la aliñamos con un poco de lechuga, cebolla picada, maíz y tomate, pero tú le puedes poner lo que quieras. En esta recete te vamos a enseñar a hacer la hamburguesa. Estamos seguros de que si haces esta receta una vez la repetirás una y otra vez. Es un buen alimento y de una vez puedes hacer para varios días e incluso congelar para otros días.

¿A que esperas para preparar esta receta vegana? ¡Toma nota de los ingredientes y empecemos!

Ingredientes

  • 1 taza de garbanzos cocidos
  • 1 taza de quinoa cocida
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 taza de harina de trigo
  • 1/2 zanahoria
  • 1 cucharada de oregano
  • 1/2 cucharada de comino
  • Pimientón
  • Pimienta molida
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación de las hamburguesas veganas de quinoa

  1. Tritura los garbanzos en un bol como si fueses a preparar un hummus. Cuando quede una masa homogénea añada la quinoa y sigue removiendo hasta que los granos de quinoa queden bien mezclados con los garbanzos.
  2. Corta a pequeños el pimiento y la cebolla. Una vez los tengas bien picados ponlos a sofreír en una sartén con un poco de aceite. Cuando ya estén sofritos, la cebolla tiene que estar transparente, vuelcas el contenido de la sartén en el bol del principio.
  3. Empiezas a mezclar los ingredientes una vez se hayan enfriado y cuando estén todos bien mezclados llega el momento de añadir la harina, el oregano, el comino y la sal y mezclando la masa de las hamburguesas.
  4. Cuando los ingredientes hayan quedado bien mezclas introduce el bol bien tapado con un film o aluminio en la nevera durante media hora.
  5. Pasados los 30 minutos, ya puedes sacar de la nevera la masa, hacer pequeñas bolas y aplastarlas para que queden con forma de hamburguesa. El grosor depende de tus gustos. Ten en cuenta que hamburguesas más gruesas necesitaran más tiempo en la sartén y a fuego más bajo que las que sean más finas.
  6. En el caso de que no vayas a cocinarlas todas, puedes congelarlas y que te aguanten 1 mes con buen sabor.
  7. Pasa por la sartén con un poco de aceite de oliva y ya estarían listas para ser devoradas. Decóralas a tu gusto y listo. ¡Qué aprovechen!
Recetas similares
Comentarios

Recibe las mejores recetas en tu bandeja de entrada