Receta de roscón de reyes facilísima

Tiempo

1 h 30 min

Raciones

8 raciones

El roscón de reyes es un pastel con una larga tradición en las navidades. Cada año la familia se reúne el dia de reyes y come un trozo de este pastel delicioso. Por lo normal seguro que lo compras en tu pastelería de confianza, pero es una receta muy fácil que puedes hacer en tu casa.

Anímate a hacer paso a paso el roscón de reyes para tu familia. Es una manera original y sencilla para innovar un poco y probar otros sabores alejados a los industriales de pastelerías baratas y supermercados.

Es una de las recetas de Navidad que no puede no estar en tu recetario, así que coge papel y bolígrafo porque te lo vas a pasar en grande preparando este delicioso roscón de reyes, que tú y los tuyos váis a disfrutar tanto.

Origen del roscón de reyes

No se sabe con exactitud pero en el siglo XII se menciona en la obra El Carnaval de Julio Caro Baroja. En el Reino de Navarra se consideraba el Rey de la Faba al niño que encontraba la haba del roscón. En la actualidad está la figurita con forma de rey mago y la haba, que quien encuentra esta última debe proporcionar el roscón el próximo año.

Por otra parte, en Francia comen algo parecido que se llama Couronne des Rois (Corona de Rey), un postre de hojaldre que tiene la misma forma que el roscón de reyes.

Ingredientes

  • 400 g de harina de fuerza
  • 100 g de azúcar
  • 75 g de mantequilla sin sal
  • 30 g de levadura fresca
  • 150 ml de leche entera
  • 1 limón (piel)
  • 1 naranja (piel)
  • 1 huevo entero (clara y yema)
  • 1 yema de huevo
  • 2 cucharadas de aroma de vainilla
  • 1 cucharada pequeña de sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva (cuenco)
  • Fruta confitada
  • Piñones
  • Frutos secos
  • Nata y trufa

Preparación de roscón de reyes paso a paso

  1. En un cuenco echa la leche (150 ml) que habrás puesto tibia previamente. Disuelve los 30 g de levadura fresca y cuando hayas acabado deja reposar la solución durante 10-15 minutos.
  2. En otro cuenco, tamiza la harina y haz un hoyo dentro del montón de harina para colocar el azúcar (100 g) en su interior.
  3. Con la ayuda de un rallador añade encima de la harina y el azúcar un poco de la piel de la naranja y del limón.
  4. Vierte dentro del cuenco de la harina la mezcla de leche y levadura. Mezcla hasta conseguir una masa viscosa y espesa.
  5. Calienta la mantequilla para derretirla, vierte la mantequilla sobre la mezcla junta a las cucharadas de vainilla y la cucharada pequeña de sal.
  6. Prepara una superficie de trabajo enharinando la superficie y vuelca la masa para proceder a amasarla 3 minutos. Recuerda ponerte harina en las manos y no dudes en añadir un poco más si lo crees necesario. Después deja reposar 15 minutos.
  7. Vuelve a amasar unos 3 minutos más y procura no añadir mucha harina hasta que no se pegue la masa a la superficie de trabajo.
  8. Coge un cuenco grande y engrásalo con aceite de oliva, mete la masa en forma de bola y tapa la superficie con un film o un trapo y deja reposar en un lugar a temperatura ambiente.
  9. Cuando la masa haya crecido el doble sácala del cuenco y amásala hasta quitarle el aire, no más de 15 segundos.
  10. Haz una bola con la masa doblándola hacia dentro un par o tres de veces. Vuelve a meterla en el cuenco y que repose durante otros 15 minutos en las mismas condiciones.
  11. Prepara la bandeja del horno con papel para hornear y engrasa algo metálico y circular, que será lo que dará forma al agujero del centro del roscón.
  12. Una vez reposada saca la masa y haz un agujero en el centro más o menos del tamaño del soporte soporte. Estira con cuidado sin chafar mucho y colócala en la bandeja de hornear teniendo cuidado y que el soporte metálico esté en el centro del agujero.
  13. Bate un huevo y pinta la masa del roscón. Deja que repose hasta que crezca el doble y vuelve a pintar la superficie.
  14. Ahora toca decorarlo, puedes hacerlo como quieras pero te recomendamos fruta confitada, piñones y frutos secos. Cuando esté decorado esparce un poco de azúcar por encima.
  15. Calienta el horno a 170º sin ventilador y que caliente por todos los lados. Una vez esté caliente, mete el roscón durante 20-25 minutos hasta que esté dorado.
  16. Sacala la superficie metálica y ya estará listo. Deja enfriar y con cuidado corta para añadir la nata y la trufa. ¡No te olvides de la figurita y del rey!
Recetas similares
Comentarios

Recibe las mejores recetas en tu bandeja de entrada