Receta de salsa boloñesa original

🕑 2h 30 min

🍴 2 personas

Hoy vamos a enseñarte a preparar la receta original de salsa boloñesa, también conocida como bolognese o salsa de ragú (aunque el ragú es otro plato).

Se trata de una salsa a base de carne y verduras originaria de la ciudad de Bolonia en Italia y que se ha popularizado en todo el mundo como condimento para la pasta e incluso para la pizza.

Seguramente esta receta hará que te des cuenta de que la has estado preparando mal todos estos años, no se trata de freír la carne y añadirle tomate frito. Es mucho más que eso, es una lástima que por las prisas no se realice correctamente acorde con la receta auténtica.

Necesitarás más de dos horas para preparar la salsa boloñesa original, aun así te animamos a que la prepares y la pruebes porque no te va a defraudar. El sabor es inigualable.

Ingredientes

  • 250 gramos de carne picada (ternera/cerdo)
  • media cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 diente de ajo
  • 1 hoja de apio
  • 3 tomates pera
  • 1 taza de vino blanco
  • 1 taza de agua
  • aceite de oliva

Preparación original de la salsa boloñesa

  1. Pica las verduras (cebolla, zanahoria, ajo y apio) en trozos muy pequeños inferiores a un centímetro. Tienen que quedar como un trocito de la carne picada para que no se diferencien de ella.
  2. Pocha las verduras en una sartén grande con aceite de oliva durante unos 10 minutos a fuego lento-medio.
  3. Añadimos la carne picada y removemos hasta que haya cambiado toda de color y vertimos la taza de vino blanco. Hay que dejar que el vino se evapore mientras removemos con una espátula.
  4. Pica el tomate en trozos, no hace falta que sean tan pequeños como las verduras y agrégalos a la sartén junto con 1 taza de agua.
  5. Mezcla bien durante otros 10 minutos y aparentemente parecerá que ya está lista, pero te equivocas. La tradición italiana dice que hay que la salsa boloñesa necesita una cocción a fuego lento de al menos 1 hora y media.
  6. Deja la salsa hasta que pase ese tiempo, pero ve comprobando cada media hora que no se pegue al fondo. En el caso de que no quede caldo, añade más agua o vino al gusto. El resultado tiene que ser una salsa espesa y nada caldosa.
  7. Adelante, cuando haya pasado el tiempo de cocción podrás servirla en la pasta que desees.
Recetas similares
Comentarios

Recibe las mejores recetas en tu bandeja de entrada